Datos del Autor

Mi foto

Autor del libro "Tiempo recuperado", sobre las relaciones entre la dictadura y el fútbol en Santa Fe. Hago radio en La Red y Nacional Santa Fe. Escribo para Infojus Noticias.

19/3/07

Un represor que camina por las calles de Santa Fe como un vecino más

Nicolás Correa represor Santa Fe

Diario UNO comprobó que Nicolás Correa, uno de los procesados por cometer crímenes de lesa humanidad en nuestra ciudad durante la dictadura, viola el régimen de prisión domiciliaria

Por Nicolás Lovaisa

Es poco probable que los vecinos de barrio Candioti Norte sepan que ese anciano de tono amable, a quien ven habitualmente jugando con el nieto en la puerta de su casa o haciendo las compras como un ciudadano común y corriente, viola la ley cada vez que atraviesa la puerta de su casa, en calle Maipú 1.973, casi en la intersección con Alvear. Es que ese hombre, que está muy cerca de cumplir los 80 años, no es precisamente un santafesino más: ocupó un importante lugar en el esquema de la represión ilegal de la última dictadura militar y es uno de los procesados por cometer crímenes de lesa humanidad en la ciudad durante los años de plomo. Tras un largo y paciente trabajo de investigación, Diario UNO pudo comprobar que Nicolás Correa viola sistemáticamente el beneficio de la prisión domiciliaria.

Documento irrefutable

En muchas ocasiones llegaron a la redacción de Diario UNO rumores que afirmaban que algunos de los detenidos por su actuación durante la última dictadura no respetaban el régimen de prisión domiciliaria. Y uno de los principales apuntados en ese sentido era Correa. 

La ley establece que los mayores de 70, al igual que los enfermos graves, pueden hacer uso de ese beneficio por razones humanitarias. Pero también advierte que aquel que lo “quebrantare injustificadamente” deberá regresar a una cárcel común. 

Según pudo comprobar Diario UNO, Nicola (así lo llaman algunos vecinos) salió de su domicilio sin ningún tipo de permiso judicial tanto el domingo 12 como el viernes 17 de noviembre de 2006. En ambas oportunidades lo hizo en horas del mediodía y como resultado de esa obstinada guardia fotográfica se pueden observar nítidamente las imágenes que pueblan estas páginas. En realidad, ponemos a consideración de la justicia estas pruebas gráficas de la salida de quien fuera amo y señor de la vida y de la muerte de decenas de santafesinos y, al mismo tiempo, podemos afirmar que no fueron las únicas veces en las que se aprovechó de la ausencia de controles para no respetar el privilegio de estar preso en la comodidad de su hogar.

Nicolás Correa represor Santa Fe
Fotos: Carolina Niklison.
Una vida normal

La rutina de Correa no difiere mucho de la de cualquier hombre de su edad. Recibe la visita de su hija y de su nieto todos los días. Va a la verdulería y hace las compras, y si en el camino se cruza con algún vecino, se detiene a charlar. Sale a pasear y también es usual verlo apoyado sobre las pequeñas rejas de entrada a su casa, en horas de la tarde, disfrutando del sol o del aire libre, ventajas de las que ya no podrá gozar si la justicia toma como elementos probatorios las fotografías que aquí se publican y el testimonio del equipo periodístico que realizó la nota.

Un antecedente similar

En abril del año pasado, el juez federal Ariel Lijo decidió revocarle el beneficio de arresto domiciliario al represor Pascual Oscar Guerrieri, ex jerarca del Batallón 601 de Inteligencia y jefe del centro clandestino de detención conocido como la Quinta de Funes. La decisión la tomó luego de que el programa de televisión Caiga quien Caiga filmó al coronel retirado subiéndose a un tren, a un taxi y al colectivo de la línea 42, como si nada. El magistrado sumó como pruebas los relatos y videos aportados por el equipo de CQC.

Perfil de Nicolás Correa

- Alias Teté o El Tío, fue procesado por el juez federal Reinaldo Rodríguez por la presunta comisión de los delitos de tormentos, privación ilegítima de la libertad, coacción, vejaciones y apremios ilegales. Está pendiente su indagatoria por presunta asociación ilícita.

- Hasta 1976 actuó en el Destacamento 122 de inteligencia de Santa Fe. Ese año pasó a retiro, pero según la Cámara Federal de Apelaciones de Rosario, que confirmó el procesamiento, hay pruebas que indican que “siguió prestando funciones para el Ejército con posterioridad a su retiro, al menos en forma transitoria”.

- Según el testimonio de varios querellantes, Correa era “jefe del grupo de tortura” y se hacía llamar El Tío. Dos testimonios hablan también sobre su “intervención y concurrencia a la Quinta de Funes”.

Notas relacionadas:



* Publicada el 19 de marzo de 2007 en Diario Uno.

SHARE

Nicolás Lovaisa

Autor del libro "Tiempo recuperado", sobre las relaciones entre la dictadura y el fútbol en Santa Fe. Hago radio en La Red y Nacional Santa Fe. Escribo para Infojus Noticias.

  • Image
  • Image
  • Image
    Blogger Comment
    Facebook Comment