Datos del Autor

Mi foto

Autor del libro "Tiempo recuperado", sobre las relaciones entre la dictadura y el fútbol en Santa Fe. Hago radio en La Red y Nacional Santa Fe. Escribo para Infojus Noticias.

9/12/10

Vila y su "ley": contra el FPT y a favor de las S.A.

Daniel Vila AFA

Desde hace varias semanas, y en forma constante a través de las radios, diarios y canales que le pertenecen, el empresario de medios Daniel Vila se muestra como la renovación que necesita la Asociación del Fútbol Argentino, y para ratificar su intención de suceder a Julio Grondona presentó en el Congreso de la Nación la “Ley del Fútbol”. Curiosamente, el socio de José Luis Manzano, enfrentado con el Gobierno Nacional, hizo ingresar la iniciativa a través de un diputado kirchnerista: el tucumano Gerónimo Vargas Aignasse.

Por Nicolás Lovaisa

Según Vila, su ley promueve la “Promoción, Federalización, Igualdad, Transparencia y Democratización del Futbol”. Sus voceros mediáticos, como Alejandro Fantino y Oscar Ruggeri, repiten constantemente un argumento: que en la AFA todo debe decidirse entre los más de 3000 clubes afiliados (directa o indirectamente) y que “debe valer lo mismo un voto de un club de una Liga del interior que el de Boca”. Hoy, 49 clubes integran la Asamblea de la AFA, con representantes de todas las categorías, y el voto de un representante de la Primera “D” es exactamente igual que el del club Xeneize. Es cierto que se necesita una representatividad mayor de las categorías menores, pero hoy no existen diferencias entre el voto de las instituciones “grandes” y las del interior del país.

Vila ataca los estatutos de la entidad madre del fútbol nacional, e intenta modificarlos a través de una ley, lo que vulneraría el Código Civil, que rige la vida de las personas jurídicas o de existencia ideal, como las asociaciones civiles. Su intención también choca contra el principio de autonomía de las entidades deportivas, es decir, la no ingerencia del Estado en sus decisiones y forma de organización, “sin perjuicio de los controles legales sobre aspectos fiscales, previsionales, de funcionamiento del régimen de personas jurídicas, etc” que establece con claridad el artículo 16 de la Ley Nacional del Deporte 20.655, sancionada en 1974, durante el último gobierno de Juan Domingo Perón. 

Ese principio es, además, una exigencia del Comité Olímpico Internacional y de la FIFA, que sancionan a aquellas federaciones que permiten la intromisión de los gobiernos locales en sus asuntos. Cabe recordar que en 2008 la FIFA sancionó a la Federación Peruana de Fútbol por una pugna con el Instituto Peruano del Deporte, una entidad gubermanental. El organismo que conduce Joseph Blatter consideró esa pelea como una “intromisión política” y motivó la exclusión de Perú de “toda competencia internacional” de la Selección Nacional y de los equipos de ese país.

En diálogo con Cruz del Sur, el diputado Vargas Aignasse explicó, de manera llamativa, por qué cree que legalmente el Estado debe intervenir en la estructura de la AFA: “La AFA desarrolla una franquicia que le da la FIFA para organizar y administrar el fútbol argentino. Esto quiere decir que si usted quiere armar un club y jugar de forma federada, inexorablemente se debe afiliar a la AFA, sino tiene que jugar un soltero contra casados, con lo cual la AFA organiza una actividad de carácter monopólica. Esa actividad está regulada por la Ley de Defensa de la Competencia, que le da al Estado la capacidad de regularla. Entendemos que ese carácter monopólico es inequitativo, y por eso creemos que el Estado puede intervenir”.

Pasando por alto lo curioso que resulta escuchar a Vila despotricar contra los monopolios y exigirle al Gobierno Nacional que intervenga en nombre de la Ley de Defensa de la Competencia, el proyecto basa sus argumentos en la ley 22.262, que fue derogada en 1999 por la ley 25.156.

Por otra parte, el dueño del Grupo UNO consideró que el “Fútbol Para Todos” es “insostenible” y opinó que en el futuro “la mitad de los partidos deberían ir por televisión paga, porque es una mentira que hoy todo el mundo puede ver el fútbol”. En ese sentido, no habla sobre el posible conflicto de intereses que podría producirse si él, propietario del segundo multimedios del país, se hace cargo de la AFA. “¿Qué tiene de malo? Tomaré licencia, no sé. No estoy motivado por eso, a pesar de que sea un negocio. No veo incompatibilidad”, afirmó. Sostuvo que no utiliza a sus medios para “hacer campaña”; aunque un pequeño repaso por la programación de Canal América y las tapas de sus diarios en todo el país demuestran exactamente lo contrario.

El artículo 8 de su proyecto no es demasiado comentado por sus voceros de prensa, ni por el propio Vila. Tiene apenas 23 palabras, pero dice mucho más de lo que parece: “Dentro de los términos de la ley vigente los clubes podrán decidir individualmente el tipo de persona jurídica a la que se sujetarán”. En primer lugar, se trata de un error: no hay “ley vigente”, porque no se trata de una ley, sino de los Estatutos de la AFA, que como tales fueron resueltos y modificados por Asamblea y aprobados por la Inspección de Justicia de la Capital Federal. En segundo lugar, la dirección es clara: es la puerta para el ingreso de las Sociedades Anónimas a nuestro fútbol.

“En todo el mundo existen las sociedades anónimas. En Chile una ley obligó a todos los clubes a convertirse en sociedades anónimas. En España hay un sistema mixto. Acá eso no está permitido. Yo creo que debe haber libertad para que cada club elija su sistema, no que todos deban ser sociedades anónimas. El fútbol es un negocio, al que lo hace distinto su componente emocional. Ya hay muchos clubes que funcionan como sociedades anónimas encubiertas, con los gerenciamientos”, expresó Vila, sin tener en cuenta que en la Argentina los gerenciamientos, en su enorme mayoría, no terminaron nada bien, con Racing, Ferro y Quilmes como claros ejemplos.

Que la AFA necesita oxigenarse, es cierto. Que no es saludable que Julio Humberto Grondona, que fue puesto en ese lugar por  Carlos Lacoste, mano derecho de Eduardo Massera, siga decidiendo en nombre del fútbol argentino, también es verdad. Aunque no parece que Vila sea precisamente el cambio que reclama la pasión nacional. 

* Publicada en Cruz del Sur, el 9 de diciembre de 2010.

SHARE

Nicolás Lovaisa

Autor del libro "Tiempo recuperado", sobre las relaciones entre la dictadura y el fútbol en Santa Fe. Hago radio en La Red y Nacional Santa Fe. Escribo para Infojus Noticias.

  • Image
  • Image
  • Image
    Blogger Comment
    Facebook Comment