Datos del Autor

Mi foto

Autor del libro "Tiempo recuperado", sobre las relaciones entre la dictadura y el fútbol en Santa Fe. Hago radio en La Red y Nacional Santa Fe. Escribo para Infojus Noticias.

10/5/12

Candioti quiere ingresar al Consejo de la Magistratura

Candioti Dictadura Magistratura

El ex vicepresidente de Colón y ex asesor de Grondona en la AFA aparece entre los ex agentes del Batallón de Inteligencia más importante de la dictadura. Su nombre también figura entre los abogados que “cumplen requisitos” para integrar el Jurado de Enjuiciamiento del Consejo. Además, está involucrado en una causa que investiga la desaparición de un conscripto en Santa Fe.

Por Nicolás Lovaisa

Su nombre no aparece habitualmente en los medios, pero siempre ha sabido cómo ocupar cargos importantes sin que nadie cuestionara su pasado. Alberto Julio Candioti fue asesor de Colón en la Asociación del Fútbol Argentino, vicepresidente Sabalero acompañando a José Vignatti, candidato a presidente del club (fue derrotado por el propio Vignatti en 2002) y hombre de confianza de Julio Humberto Grondona, quien maneja los destinos de la pasión nacional con mano de hierro desde hace más de 33 años. Su buena relación con Don Julio lo llevó, por ejemplo, a ser asesor adscripto de la presidencia de la AFA, según figura en la Memoria y Balance de esa entidad aprobada en octubre de 2009.

Candioti se acercó a Colón en la década del ´80 a través de su amigo Francisco Paz, quien fue representante de los rojinegros en la AFA y luego estuvo a cargo de la Secretaría Privada de la Nación durante los gobiernos de Carlos Saúl Menem. También se relacionó con Rubén Cardozo, el “Buscapié”, histórico dirigente del PJ en la provincia, quien encabezó un homenaje al presidente de facto Roberto Viola en 1981 y luego, en democracia, fue uno de los operadores políticos más importantes del menemismo en el interior del país.

Su nombre ya había aparecido en una causa sobre la represión ilegal en Santa Fe, que investiga la desaparición del conscripto Roberto Daniel Suárez, secuestrado el 1° de agosto de 1977. Suárez (uno de los 129 conscriptos secuestrados durante la dictadura) estaba cumpliendo el servicio militar en el Batallón de Ingenieros Anfibios de Santo Tomé, el mismo lugar donde Candioti se desempeñaba como Teniente Primero. Una denuncia ante la Comisión Nacional sobre la Desaparición de Personas (CONADEP) y la declaración en sede judicial de un testigo, a fines de 2009, lo involucran directamente con el secuestro.

Según el mismo testimonio, Candioti era “el contacto directo de Domingo Marcellini”, un militar que egresó de la Escuela de las Américas y que estuvo al frente del Destacamento de Inteligencia 122 entre 1975 y 1979. Marcellini no pudo ser juzgado, porque falleció en 2010.

Pero hay otros elementos que permiten relacionarlo directamente con el Batallón 601, el organismo de inteligencia más importante de la última dictadura militar.

En un informe del Equipo de Investigación, Apoyatura y Seguimiento de Causas de Lesa Humanidad, perteneciente a la Secretaría de Derechos Humanos de la provincia de Santa Fe, se reconstruye con precisión la manera en la que las distintas fuerzas actuaron en conjunto durante la represión ilegal en Santa Fe y la región.

Entre la documentación presentada, se destaca una orden emanada por el COT (Centro de Operaciones Tácticas), que está dirigida al Centro de Operaciones Policiales, al que le comunica que “deberá disponer de móviles policiales  para cada una de las Unidades dependientes de la Jefatura de Área 212”, integrada por “Agrupación de Ingenieros Anfibios, Batallón de Ingenieros Construcciones 121 y Grupo de Artillería de Defensa Aérea”.

El nombre Candioti está en un organigrama, vinculado directamente al Batallón 601 (que contaba con más de 4300 agentes de inteligencia en toda la Argentina), mientras se desempeñaba como Teniente 1° en la Agrupación de Ingenieros Anfibios 601, con sede en la ciudad de Santo Tomé. El mismo informe lo vuelve a mencionar bajo el título “Pase de Agentes entre Organismos de Inteligencia”, donde ubica otra vez al “Tte. 1º Candioti Alberto Julio en el listado de Oficiales pertenecientes al Batallón 601 sin jurisdicción que tuvieron destino en Santa Fe”.

El RENAPER y el Consejo de la Magistratura

El Capitán (cómo le decía Vignatti, por su pasado como militar) se recibió de abogado en la Universidad Católica de Santa Fe. Durante el menemismo fue director de la Dirección Técnica Jurídica del Registro Nacional de las Personas. En los primeros días del gobierno de la Alianza, ante las renuncias del Director y Subdirector de ese organismo, quedó como responsable del RENAPER, según figura en la resolución 24/99, firmada por el entonces Ministro del Interior, Federico Storani, publicada en el Boletín Oficial 29.305 del 31 de diciembre de 1999.

Candioti Dictadura Magistratura


Lo llamativo es cómo una persona con pasado en los servicios de inteligencia de la dictadura logró reciclarse en el RENAPER, un organismo que contiene los datos personales de todos los argentinos.

Pero además, pese a su participación en el 601, Candioti tuvo la chance de integrar el Jurado de Enjuiciamiento del Consejo de la Magistratura de la Nación, que se renueva cada seis meses y está compuesto por dos jueces (uno Federal y uno Nacional), dos senadores (uno por la mayoría y otro por la primera minoría), dos diputados (uno por la mayoría y otro por la primera minoría) y un abogado federal. Una vez conformadas las listas de quiénes están en condiciones de postularse, la designación se hace a través de un sorteo público.

Candioti Dictadura Magistratura


El ex asesor adscripto de la AFA figura en la “Lista Definitiva de Abogados para la integración del Jurado de Enjuiciamiento de la Nación a partir del 01/03/2012”, como integrante del Colegio Público de Abogados de la Capital Federal y destacando que “cumple requisitos” para participar del sorteo en el cual, finalmente, no tuvo suerte.

De todas maneras, cabe preguntarse: ¿está bien que un abogado con pasado en el Batallón de Inteligencia 601 esté en condiciones de integrar el único órgano que puede juzgar a los jueces por su desempeño? Candioti no está procesado, pero ¿puede alguien que aparece involucrado en una causa por la desaparición de una persona ejercer una función tan importante? ¿qué pasaría si el hombre a juzgar es alguien como Víctor Hermes Brusa, involucrado en crímenes de lesa humanidad, por los que finalmente fue condenado en 2009? Candioti, un hombre de 67 años acostumbrado a tutearse con el poder, esta vez no tuvo suerte en el sorteo. Dentro de unos meses, tendrá la oportunidad de probar otra vez.

Más información sobre Alberto Julio Candioti

* Publicada el 10 de mayo de 2012 en Redacción Santa Fe.

SHARE

Nicolás Lovaisa

Autor del libro "Tiempo recuperado", sobre las relaciones entre la dictadura y el fútbol en Santa Fe. Hago radio en La Red y Nacional Santa Fe. Escribo para Infojus Noticias.

  • Image
  • Image
  • Image
    Blogger Comment
    Facebook Comment