Datos del Autor

Mi foto

Autor del libro "Tiempo recuperado", sobre las relaciones entre la dictadura y el fútbol en Santa Fe. Hago radio en La Red y Nacional Santa Fe. Escribo para Infojus Noticias.

8/7/13

La memoria estalla hasta vencer

Dictadura desaparecidos Laguna Paiva

La justicia investiga si esa ciudad fue elegida para la “disposición final” de los asesinados por la dictadura militar. El testimonio del encargado del cementerio en 1977 rompió la tranquilidad del lugar. Se exhumarán 29 cuerpos para determinar si se trata de desaparecidos. También investigan si Monje fue otro posible destino para las víctimas del terrorismo de Estado.


Por Nicolás Lovaisa

La represión golpeaba duro en cada rincón del país. Jorge Rafael Videla visitaba Santa Fe para celebrar su primer año de gobierno. Mientras su esposa, Alicia Beatriz Hartridge, se mostraba junto a las Damas de Beneficencia, Cecilia Mazzetti daba a luz a Sebastián Suárez en un centro clandestino de detención. Debía ser atendida en el Cullen, pero la prensa recorría el hospital junto a la mujer del dictador y nadie debía verla con las marcas de la tortura a la que había sido sometida. El Litoral resaltaba la elegancia de la primera dama, con “un tailleur de pollera y chaqueta en hilo color celeste agua con camisa floreada en tonos de verde y celeste”.

Desde sus páginas, el vespertino también destacaba que la Junta Militar “no había asaltado el poder” sino que había accedido al mismo como una “inexcusable respuesta a la emergencia del derrumbe constitucional con todas sus implicancias”. Además, dejaba en claro que no había plazos: “Las etapas se quemarán por objetivos y no por vencimientos de plazos”.

La dictadura desplegaba su mayor ferocidad mientras Rodolfo Walsh denunciaba “quince mil desaparecidos, diez mil presos, cuatro mil muertos y decenas de miles de desterrados”.

En esos días, Laguna Paiva parece haber sido testigo de la “disposición final” de la que habló Videla. “Significa sacar de servicio una cosa por inservible”, explicó, con frialdad, el dictador. Eso era, para la dictadura, ocultar los cuerpos de los miles de argentinos a los que había asesinado. “Cuando se habla de una ropa que ya no se usa o no sirve porque está gastada, pasa a disposición final”, ejemplificó, haciendo gala, una vez más, de su cinismo.

Un changarín que estaba reemplazando al cuidador del cementerio recibió un llamado a la medianoche: le pedían que recibiera un cuerpo. Acudió al lugar y el terror se apoderó de él cuando comprendió la situación. No había un féretro, sino catorce. Los traían dos camiones del Ejército Argentino conducidos por cinco personas uniformadas y encapuchadas que no revelaron su identidad. El trabajador, involuntario testigo de una escena que no olvidará jamás, obedeció en silencio. Al otro día entregó la llave del cementerio y ya no volvió a trabajar allí.

Fueron necesarios demasiados años para derrotar el miedo. Las imágenes de esa fría noche de 1977 volvían a su cabeza con demasiada frecuencia, pero no pudo más y decidió, por fin, librarse de ese peso que lo atormentó durante más de 36 años. Quizás el hallazgo de los cuerpos de ocho desaparecidos en el Campo Militar San Pedro, a pocos kilómetros de Laguna Paiva, hayan removido esos recuerdos que ahora investiga la Justicia Federal.

Exhumarán 29 cuerpos

El 2 de mayo se formuló la denuncia penal del hecho por parte de Madres de Plaza de Mayo, Agrupación HIJOS, Familiares de Detenidos Desaparecidos por Razones Políticas y militantes de Derechos Humanos ante la Fiscalía Federal número 2, a cargo de Walter Rodríguez. Con el patrocinio de los abogados Lucila Puyol y Guillermo Munné, se comenzaron a investigar los supuestos enterramientos clandestinos en el cementerio municipal de Laguna Paiva.

Un día después el fiscal se hizo presente en el lugar para realizar una inspección, en la que se comprobó la existencia de “varias sepulturas en un sector que no está habilitado para enterramientos de restos humanos”, según expresó el actual encargado del cementerio.

Según pudo recabar Código 3000, “desde aquellos enterramientos de 1977 hasta hoy, los encargados del cementerio recuerdan que, al momento de tomar el trabajo, les señalaban el lugar y les decían que no debía tocarse”.

En los días posteriores se recibieron varios testimonios que permitieron establecer que entre marzo y abril de 1977 “ingresaron 14 féretros a dicho cementerio que podrían corresponderse con las sepulturas irregulares mencionadas”. El 10 de mayo el fiscal ordenó que no se haga ningún cambio sobre el terreno, y dispuso la intervención del Equipo Argentino de Antropología Forense “para determinar la existencia de restos humanos de personas desaparecidas durante el terrorismo de Estado, asegurándose además los libros, planos y listados del personal del cementerio del año 1977”.

El 5 de junio el EAAF realizó un relevamiento y llegó a la conclusión de que “corresponde la excavación de 29 sepulturas a fin de exhumar restos óseos, por cuanto todas ellas se encuentran cubiertas por una losa de hormigón de similares características y sin identificación alguna, se reitera, en un sector inhabilitado para el entierro de restos humanos”.

Cabe recordar que en un lugar cercano a Laguna Paiva, el Campo Militar San Pedro, emplazado en jurisdicción de Campo Andino, el Equipo Argentino de Antropología Forense ya logró identificar los restos de seis personas secuestradas por la última dictadura militar: María Esther Ravelo, Gustavo Adolfo Pon, María Isabel Salinas, Carlos Alberto Bosso, Oscar Federico Winkelman y Miguel Ángel D’Andrea.

"En este caso no hay constancia de los enterramientos"

"Una persona se decidió a brindar testimonio de cosas que vivió una noche de marzo o abril de 1977 cumpliendo tareas en el Cementerio de Laguna Paiva. Esta persona tomó contacto con Hugo Kofman, militante de derechos humanos, para brindar los datos que él podía aportar sobre un enterramiento clandestino de 14 féretros llevados a Laguna Paiva por camiones del Ejército Argentino", relató el abogado Guillermo Munné.

Sobre el lugar en el que presuntamente se habrían realizado esos enterramientos, relató: "Hay unas losas sobre la superficie que dificultan el acceso. Uno no pensaría que allí hay tumbas. Entendemos que no se dejó un registro administrativo de esto, no están enterrados como NN, como sí ocurrió en Santa Fe, sino que serían enterramientos clandestinos". Según pudo constatar Código 3000 tras recorrer la zona, esas losas son anteriores a las tumbas que hay a su alrededor. "Esto acá por algo tiene que estar. No se explica sino, porque ni siquiera se trata de un piso. Algunas de esas losas están unidas una tras otra, pero en otros casos hay una separación. Llama mucho la atención", confió un conocedor del lugar.

Monje, otro posible destino para los desaparecidos

Más allá de lo que se investiga en Laguna Paiva, la justicia federal también intenta determinar si se realizaron enterramientos clandestinos en la localidad santafesina de Monje. Cabe recordar que en el marco de la “causa Guerrieri”, el represor Eduardo Rodolfo Costanzo, condenado por crímenes de lesa humanidad, declaró que en 1977 se trasladaron 27 militantes que habían sido detenidos en Rosario “a una propiedad ubicada en la localidad de Monje, para ser asesinados mediante la aplicación de inyecciones letales”.

En la causa judicial consta que según la declaración testimonial de “Norberto Eduardo Sola, producto de investigaciones que de manera particular efectuó, se pudo establecer en la ciudad de Monje un lugar específico donde se habrían cometido asesinatos y enterramientos clandestinos y que en ese momento funcionaba como una cremería sobre la ruta 11, en el kilómetro 382, donde actualmente funcionarían criaderos de pollos”.

El fiscal Walter Rodríguez ordenó el allanamiento de la “Granja Avícola Doña Ofelia” y la investigación, con el apoyo del Equipo Argentino de Antropología Forense, sigue su curso.

* Publicada el 7 de julio de 2013 en Código 3000 y Redacción Santa Fe.
SHARE

Nicolás Lovaisa

Autor del libro "Tiempo recuperado", sobre las relaciones entre la dictadura y el fútbol en Santa Fe. Hago radio en La Red y Nacional Santa Fe. Escribo para Infojus Noticias.

  • Image
  • Image
  • Image
    Blogger Comment
    Facebook Comment