Datos del Autor

Mi foto

Autor del libro "Tiempo recuperado", sobre las relaciones entre la dictadura y el fútbol en Santa Fe. Hago radio en La Red y Nacional Santa Fe. Escribo para Infojus Noticias.

5/11/14

Radiografía de una Santa Fe cada vez más violenta


Los asesinatos en la provincia crecieron de manera considerable de 2011 a la fecha. En dos años y medio de gobierno de Antonio Bonfatti los crímenes ya superan los cometidos durante la gestión de Jorge Obeid y están cerca de alcanzar los ocurridos durante el mandato de Hermes Binner. La utilización de armas de fuego también fue en aumento. La tasa de homicidios ubica a Santa Fe como una de las provincias más violentas del país.

Por Nicolás Lovaisa

"Se está trabajando muchísimo en disminuir los índices de violencia. Eso lo estamos viendo todos los días en las estadísticas. Han bajado los homicidios y los heridos por armas de fuego en la ciudad de Rosario y en toda la provincia", afirmó el Ministro de Seguridad, Raúl Lamberto, en una entrevista con LT8. Las declaraciones provocaron críticas incluso dentro del propio Frente Progresista Cívico y Social. “No hay que mostrar estadísticas que no respondan a lo que le pasa a la gente”, fue la réplica que lanzó el vicegobernador, Jorge Henn, tras mantener una reunión con un grupo de senadores y  el fiscal general, Julio De Olazábal.

Según datos oficiales, durante 2013 hubo 438 asesinatos en todo el territorio santafesino. Un promedio de 13,71 homicidios cada 100 mil habitantes que enmarca a Santa Fe como una de  las provincias con la tasa más alta de crímenes en el país. El aumento de los homicidios de 2010 a la fecha es incuestionable: hubo 273 en ese año, 297 en 2011, 337 en 2012 y 438 en 2013. En 2014, según datos del Ministerio de Seguridad, hubo 233 homicidios en el primer semestre.

La información a la que pudo acceder este portal está en mano de funcionarios del FPCyS y  contiene información sobre los asesinatos ocurridos en la provincia de 2002 a la fecha. El punto más bajo fue en 2006, en el tercer año de gestión de Jorge Obeid, con 216 homicidios. Sin embargo, en su último año en el gobierno el número trepó a 297. Durante los primeros años del mandato de Hermes Binner la cifra descendió levemente y se mantuvo hasta 2011, cuando empezó a crecer, para finalmente dispararse durante la actual administración de Antonio Bonfatti.



Como se observa en el gráfico, entre 2002 y 2013 hubo en Santa Fe 3395 asesinatos. Entre 2002 y 2003, los dos últimos años de gobierno de Carlos Reutemann, hubo un incremento del 20,3%. Tras la asunción de Obeid se observa una caída del 23,9% hasta llegar a su punto más bajo en 2006. Hay un abrupto incremento en su último año de mandato (35,2%). En 2008, ya con Binner en la Casa Gris, los asesinatos disminuyeron un 7% y se mantuvieron estables hasta 2010. En 2013, segundo año de la actual gobernación, los homicidios registrados fueron un 60,4% más que en 2010 y  un 47,5% más que en 2011.

Los datos, que surgen de la Policía de la provincia de Santa Fe, muestran que durante la gestión de Obeid en la provincia hubo 988 asesinatos. En los cuatro años posteriores, con Binner como máxima autoridad, hubo 1112 homicidios. Hasta el 30 de junio de 2014, tras dos años y medio de gobierno de Bonfatti, el número de crímenes es de 1008.

El incremento de la utilización de armas de fuego para cometer los asesinatos es también preocupante: en 2008 fue del 57%, mientras que en 2013 ascendió al 71%.




En 2013, la tasa de homicidios en la provincia fue de 13,71 cada 100 mil habitantes. Ante la imposibilidad de comparar esa cifra con registros oficiales de otras provincias en el mismo período, esa comparación puede hacerse con años anteriores.

En 2012, por ejemplo, la tasa de homicidios de la provincia de Buenos Aires fue de 7,6 mientras que en Santa Fe fue de 10,54. En 2011 en Buenos Aires fue 7,7 y en Santa Fe 9,29. A diferencia de otras provincias, entre 2002 y 2009 la tasa de homicidios en Santa Fe fue en aumento, mientras que en otras ese índice fue disminuyendo.

En 2002, la tasa de homicidios cada 100 mil habitantes en las provincias era la siguiente:



En 2009, en cambio, esa misma información se presentaba de la siguiente manera:



Como se observa, entre 2002 y 2009 hubo 17 provincias que lograron bajar la tasa de homicidios, encabezadas por Buenos Aires (una baja de 6,9), Chaco (5,4), Formosa (4,6), Salta (3,5), Misiones y Catamarca (3,4), Mendoza (3,3), Corrientes (3,1), Entre Ríos (2,6), Santiago del Estero (2,2), Córdoba (1,5), Ciudad Autónoma de Buenos Aires y Santa Cruz (1,3), Neuquén (1,2), Tucumán (1,1), La Rioja (0,8) y San Juan (0,5).

En contrapartida, hubo siete provincias en las que esa tasa creció: Jujuy (4,8), La Pampa (2,9), Tierra del Fuego (2,6), Santa Fe (1,5), Río Negro (1,4), San Luis (1,3) y Chubut (0,6).

Heridos por armas de fuego

Entre 2009 y 2013 los heridos por armas de fuego en la provincia se incrementaron un 184%. Hubo 1081 casos en 2009; 1272 en 2010; 1296 en 2011; 1635 en 2012 y 1996 en 2013.

La cantidad de homicidios llevó al intendente de la ciudad de Santa Fe, José Corral, a prohibir su venta. La decisión es, cuanto menos, discutible: uno puede suponer que, para cometer un ilícito, nadie va a comprar su arma a una armería, sin contemplar la fabricación de armas caseras (tumberas) que también son de uso frecuente.

Pero hay otro dato que también interpela esa decisión de Corral: según pudo saber este portal en Rosario, durante 2013, hubo 178 policías a los que les sustrajeron o perdieron su arma. Es casi un arma cada dos días. Una fuente del RENAR que pidió reserva sostuvo que, en la provincia, la policía denuncia extravío o robo de su arma “de dos a tres veces por semana”.

En nuestra ciudad

Desde 2002 a la fecha el periodista Juan Trento detalla cada año la cantidad de homicidios cometidos en el departamento La Capital. Según sus informes, publicados en LT10 Radio Universidad Nacional del Litoral y Diario Uno, en 2014 se quebró el récord de homicidios en la ciudad, que al 20 de octubre llegó a 120, dejando atrás los 116 del año 2007.

Cruzando los informes publicados por el periodista con los censos de 2001 y 2010, la tasa de homicidios cada 100 mil habitantes en La Capital fue de 23,69 en 2007. Decreció en los años posteriores: 17,36 en 2008, 18,79 en 2009, 16,18 en 2010 y 14,28 en 2011. A partir de ahí, el número creció: 19,42 en 2012, 20,18 en 2013 y 22,85 hasta el 20 de octubre de 2014.

Hace unos días, el senador nacional Miguel Ángel Pichetto sostuvo que “Santa Fe se convirtió en la nueva Medellín”. Si apuntaba a la tasa de homicidios en la provincia, la comparación es exagerada: en 2013 ese índice fue de 13,71 contra los 38,06 de la ciudad colombiana.

Sin embargo, la tasa de 22,85 que registra La Capital en lo que va de 2014 no está lejos de las más altas de toda América. Según un informe realizado por el Consejo Ciudadano para la Seguridad Pública y la Justicia Penal, el puesto número 50 de ese ranking lo posee Valencia (Venezuela) con 30,04, aunque muy lejos del primer lugar, ocupado por San Pedro Sula (Honduras) con 187,14.



En Rosario

Durante 2013 hubo 264 homicidios. Eso significa que en la ciudad hubo 65 asesinatos más que en toda la provincia de Córdoba. En el primer semestre de 2014, según datos oficiales, esa cifra ya había alcanzado los 113 en la ciudad y los 135 en el departamento, contabilizando 13 asesinatos en Villa Gobernador Gálvez, cinco en Granadero Baigorria, tres en Pérez y uno en Alvear.

Según datos publicados por la sección policiales del diario La Capital y otros informes generados por el periódico El Eslabón, en 2005 los asesinatos en el departamento Rosario fueron 102. Esa cifra bajó en 2006 a 87. A partir de ahí no paró de crecer. Las cifras comenzaron a dispararse en 2011: hubo 164 crímenes en ese año, 182 en 2012 y 264 en 2013. De 2010 a 2013 hubo un incremento del 212%. La tasa de homicidios pasó de 10,25 en 2007 a 22,11 en 2013.



En Argentina

En cuanto al país, según el informe global de Homicidios confeccionado por la Oficina de la Organización de Naciones Unidas contra la Droga y el Delito, Argentina en 2010 tuvo la segunda menor tasa de homicidios de Sudamérica: 5,5 cada 100 mil habitantes, sólo por encima de los 3,2 de Chile. La mayor tasa se registra en Venezuela (45,0), seguida por Colombia (32,3), Brasil (22,2), Guyana (17,8), Ecuador (17,6), Paraguay (11,5), Bolivia (10,4), Perú (9,3) y Uruguay (6,1).

“En la subregión de América del Sur, las tasas de homicidio en el Cono Sur (Argentina, Chile y Uruguay) se acercan a las tasas relativamente bajas que se registran en Europa”, precisa.

El mismo informe registra que en nuestro país, en el año 2002, se cometieron 3453 asesinatos, con una tasa de 9,2 homicidios cada 100 mil personas. En 2010 ese número descendió a 2237 homicidios (5,5 cada 100 mil habitantes).

El registro de la UNODC contempla datos de 2011 y 2012 de todos los países de Sudamérica con la sola excepción de Argentina, cuyos últimos datos son de 2010. Por eso la comparación anterior se realiza en base a la información registrada durante ese año.

En el resto del continente americano las menores tasas de homicidios en ese 2010 las registraron Canadá (1,8), Chile (3,2), Aruba (3,9), Cuba (4,2), Estados Unidos (4,7) y Argentina (5,5). La mayor fue en Honduras (81,8), mientras que México pasó de 8,5 en 2004 a 21,8 en 2010. La tasa de homicidios por continente es de 17,0 en África, 15,4 en América, 3,5 en Europa, 3,1 en Asia y 2,9 en Oceanía.

La menor tasa de homicidios en el mundo se registró en 2012 en Mónaco y Liechtenstein, donde fue nula. Luego aparecen Singagur (0,2), Japón e Islandia (0,3), Kuwait y Hong Kong (0,4).



SHARE

Nicolás Lovaisa

Autor del libro "Tiempo recuperado", sobre las relaciones entre la dictadura y el fútbol en Santa Fe. Hago radio en La Red y Nacional Santa Fe. Escribo para Infojus Noticias.

  • Image
  • Image
  • Image
    Blogger Comment
    Facebook Comment