Datos del Autor

Mi foto

Autor del libro "Tiempo recuperado", sobre las relaciones entre la dictadura y el fútbol en Santa Fe. Hago radio en La Red y Nacional Santa Fe. Escribo para Infojus Noticias.

11/10/15

Santa Fe: seis detenidos por la masacre de calle Las Heras



Se trata de ex policías y militares involucrados en lo que se conoció como “la masacre de Las Heras e Ituzaingó”, uno de los operativos más recordados de la represión ilegal en Santa Fe, en el que fueron asesinados Osvaldo Ziccardi, Carlos Frigerio, Jorge Piotti e Ileana Gómez. Entre los detenidos hay un militante del ARI y un ex chofer del juzgado federal de la capital provincial.

Por Nicolás Lovaisa

El martes por la mañana el juez federal de Santa Fe, Reinaldo Rodríguez, ordenó la detención de ocho ex policías y militares involucrados en la denominada “masacre de Las Heras e Ituzaingó”, ocurrida en la intersección de esas dos calles el 19 de enero de 1977. Se trata de uno de los hechos más recordados en Santa Fe, por el lugar en el que se llevó adelante el operativo - el corazón del tradicional barrio Candioti- y porque hasta hace apenas algunos años podían verse los impactos de bala en la vivienda en la que fueron asesinados cuatro militantes políticos.

La Policía Federal detuvo entre el martes a la noche y las últimas horas de ayer a los ex integrantes del Comando de Artillería 121, Jorge Alberto Balla (65 años) y Luis Alfredo Gómez (60), y a los ex integrantes del Comando Radioeléctrico, Ricardo Amancio Brunel (62), Mario Daniel Aquino (68), Rolando Martínez (75) y José Rufino Martellini (74), todos ellos domiciliados en la capital provincial y Santo Tomé. Aún hay un prófugo. Las medidas habían sido solicitadas por el fiscal federal, Walter Rodríguez, el pasado 1º de septiembre.

Además, deberán prestar declaración indagatoria otros tres uniformados que están detenidos desde octubre del año pasado por el asesinato de Nilda Elías de Silva, una docente y militante peronista asesinada el 11 de abril de 1977. Se trata de Rodolfo Antonio Reible (66), quien cumple prisión domiciliaria, Abel Antonio Romero (69) y Carlos Héctor Albornoz (69), ambos alojados en la Comisaría 8°, todos ellos pertenecientes al Comando Radioeléctrico.

Los mencionados fueron parte del operativo en el que las fuerzas conjuntas, agrupadas dentro del Área de Defensa 212, asesinaron a cuatro militantes peronistas, a la vista de todo barrio Candioti. Las víctimas fueron Osvaldo Ziccardi, Carlos Frigerio, Jorge Piotti e Ileana Gómez de Ruiz. También falleció una vecina, que estaba en el mismo piso, pero en otro departamento, como consecuencia de las ráfagas de balas que los uniformados descargaron sobre el edificio.

Dos de las detenciones causaron sorpresa en distintos ámbitos. En primer lugar, la de Aquino. El ex policía ingresó a trabajar, en la década del ’80, como chofer del Juzgado Federal y el Tribunal Oral Federal de la ciudad, hasta 2012, cuando se jubiló. Hoy, otra causa investiga a la “patota judicial”, que en Santa Fe admitía confesiones bajo tortura.

En segundo término, la de Gómez, por tratarse de un activo militante del ARI, una de las fuerzas que integra el Frente Progresista Cívico y Social. El ARI decidió suspenderlo. El año pasado Gómez participó del "II Encuentro Regional de Dirigentes" del partido, según consta en el Estado Contable que se presentó ante la Cámara Nacional Electoral, donde enumeran las "Actividades de capacitación para la función pública, formación de dirigentes e investigación".

En 2012 también fue parte del “Espacio de formación y debate de estrategias para nuestra acción política en la región", que se llevó a cabo en Rosario.  En redes sociales también compartía las iniciativas del partido. En 2013, en su cuenta de Facebook (que ya dio de baja) difundió la campaña "Por un país sin odios y para todos, de verdad". Poco más de 36 años antes de ese post integró el comando que acribilló la casa de Las Heras e Ituzaingó.

Los detenidos

En los días posteriores al hecho los diarios de la época informaron sobre el operativo. “Abatieron a cuatro subversivos en ésta”, tituló el diario El Litoral. El Segundo Cuerpo del Ejército emitió comunicados que fueron publicados en el diario La Opinión y que fueron aportados a la causa por la Dirección General de Investigación, Apoyatura y Seguimiento de causas de Lesa Humanidad, perteneciente a la Secretaría de Derechos Humanos de la provincia.

“Siendo las 15:30 horas de ayer tuvo lugar un enfrentamiento en el que resultaron abatidos los siguientes delincuentes subversivos”, decía el comunicado, antes de mencionar a las cuatro víctimas. Precisaba que el “combate” se extendió hasta las 18:30. El horario de regreso del personal del Comando Radioeléctrico ese día fue a las 18:35, según consta en el Libro de Guardia.

El sargento Jorge Balla y el cabo primero Luis Gómez participaron de aquel operativo como integrantes del Comando de Artillería 121. Esa dependencia militar tenía una sección llamada “Servicio de Empleo Inmediato”, que era la encargada de intervenir en los denominados “procedimientos antisubversivos”, según el testimonio de conscriptos de esa época.

Según su propio legajo, Balla estaba al frente de esa sección. Ese 19 de enero de 1977, mientras se llevaba adelante el operativo, cayó de una altura aproximada de cuatro metros, lo que le produjo algunas lesiones. El propio Balla hace referencia a ese hecho en su legajo y sostiene que ocurrió “cuando me desempeñaba como Jefe de Grupo de la Sección de Empleo Inmediato del ex Comando de Artillería 121 durante un operativo antiguerrilla en las calles Ituzaingó y Las Heras en la ciudad de Santa Fe”. En el marco de otra causa judicial, el ex Jefe de ese Comando, Juan Orlando Rolón (fallecido antes de ser condenado) destacó la actuación de Balla.

Además, en un reclamo que Balla efectuó ante el Jefe del Estado Mayor General del Ejército por las consecuencias de esa caída precisó por escrito que en aquel operativo “se dio muerte a los extremistas Mario (Pelado), El Cholo, El Guido y la Negra”. Es más, allí señala que “si no alcanzan estos datos mencionados solicito se consulte a los señores del Destacamento de Inteligencia 121, que presenciaron el hecho”.

En cuanto a Gómez, su participación también surge de su propio legajo, donde también se precisa que intervino en las "acciones bélicas" llevadas adelante en la intersección de las calles San Martín y Espora, en la que murieron Adriana María Bianchi, María Josefina Mujica y José Pablo Ventura, y también en el operativo en el que cayeron Cristina Irma Ruiz de Ziccardi y Blanca Zapata, en el que además fueron secuestrados Enrique y Paula Cortassa, que tras una adopción irregular pasó a llamarse María Carolina Guallane y recién conoció su identidad en 1998.

La intervención de los siete integrantes del Comando Radioeléctrico detenidos se desprende de la documentación de esa dependencia policial. En el Libro N° 16 se precisa que a las 18:35, tras la finalización del operativo, los agentes Mario Aquino y Rolando Martínez, los oficiales auxiliares José Martellini y Rodolfo Reible, el oficial subayudante Ricardo Brunel y los cabos Carlos Albornoz, Abel Romero y Víctor Hugo González, regresaron “informando al superior que se procedió a colaborar con personal militar en un enfrentamiento con elementos subversivos”.

Las víctimas


La ferocidad del ataque a la casa queda reflejada en el recuento de las balas utilizadas por la policía: “129 proyectiles de FAL, 115 proyectiles de Itaka, 345 proyectiles de 9mm, no sufriendo baja el personal”. No fue la única ocasión en la que sólo hubo bajas o heridos entre las “fuerzas subversivas”, mientras los uniformados salían ilesos. En mayo de este año Infojus Noticias publicó un artículo en el que detalló que, entre junio de 1976 y agosto de 1977, murieron 35 militantes políticos en Santa Fe, de los cuales 25 recibieron un impacto de bala en la cabeza. En esos mismos operativos las fuerzas represivas no sufrieron ninguna baja.

La cantidad de impactos que sufrieron las víctimas también deja al descubierto que no se trató de un “enfrentamiento”, sino de cuatro fusilamientos. El Libro de Sanidad N° 1 detalla los registros confeccionados por los médicos forenses de la policía, donde se consigna el número de orden, la fecha, el médico, el nombre y apellido de la víctima, la edad, la hora, el lugar del examen, la seccional correspondiente, el diagnóstico y lesiones evidentes.

Allí puede leerse que los cuatro cuerpos ingresaron a las 20.20 horas de ese día. Carlos Frigerio recibió “heridas de balas varias en tórax y abdomen”, Osvaldo Ziccardi sufrió “fracturas expuestas múltiples en mano izquierda, brazo izquierdo y muslo izquierdo” e Ileana Gómez de Ruiz “fracturas expuestas varias de miembros inferiores y herida de bala en tórax”. Tras la muerte de sus tres compañeros, Jorge Piotti intentó abandonar el edificio haciéndose pasar por uno de los militares vestidos de civil que habían copado la zona. Fue identificado a los pocos metros y fue ejecutado. Recibió “múltiples heridas de bala en tórax y abdomen”. 



SHARE

Nicolás Lovaisa

Autor del libro "Tiempo recuperado", sobre las relaciones entre la dictadura y el fútbol en Santa Fe. Hago radio en La Red y Nacional Santa Fe. Escribo para Infojus Noticias.

  • Image
  • Image
  • Image
    Blogger Comment
    Facebook Comment