Datos del Autor

Mi foto

Autor del libro "Tiempo recuperado", sobre las relaciones entre la dictadura y el fútbol en Santa Fe. Escribí informes sobre los homicidos y los femicidios, también en la ciudad de Santa Fe. Trabajé en radio y escribí para Infojus Noticias y Cosecha Roja, entre otros. Docente.

3/3/17

Un fútbol más desigual



La rescisión del contrato del FPT no sólo les quitará a los hinchas la gratuidad de los partidos, sino que también aumentaría la brecha de ingresos entre los clubes más poderosos y los menores, como ocurre en la despareja liga española.

Por Nicolás Lovaisa
 
“Más vale que está bueno que se pueda ver”, dijo Mauricio Macri durante la campaña electoral en la que finalmente se impuso sobre Daniel Scioli. Se refería al Fútbol para Todos, al que cuestionó por la “utilización política” del mismo, pero prometió darle continuidad. De hecho, tras su asunción, el Secretario General de la Presidencia, Fernando De Andreis, fue más contundente: “El fútbol va a seguir siendo gratis para todos”. Esa promesa, como otras, se desvaneció en apenas unos meses. El que quiera ver fútbol deberá pagar. De eso ya no hay dudas.

Macri entiende que un gran porcentaje de los argentinos no tolera que el Estado destine recursos al fútbol. El histórico desmanejo de la Asociación del Fútbol Argentino no hizo más que fortalecer la percepción de que el dinero que vaya allí terminará, irremediablemente, en manos de algún dirigente corrupto. Por eso el gobierno entiende que no pagará un costo político por su decisión. Sin embargo, eso no significa que habrá más jardines, hospitales ni escuelas, cálculo absurdo que se hizo durante estos años, cuestionando el dinero que iba al FPT. Las partidas antes destinadas a la compra de los derechos televisivos del fútbol volverán a manos de los principales medios de comunicación del país. De hecho, sólo durante 2016 (primer año de gestión de Macri), Clarín recibió en concepto de publicidad oficial 423 millones de pesos más que en 2015 (último año de gestión de Cristina Fernández de Kirchner). El gasto total previsto para publicidad oficial en el presupuesto 2017 es 13% más alto que en 2016.

La discusión más importante no es si el fútbol debe ser televisado de manera gratuita o no, sino cómo se repartirá a partir de ahora el dinero de la televisión. El Fútbol para Todos tuvo una virtud indiscutible: un reparto más equitativo respecto al anterior esquema que lo coloca, además, entre los más justos, en comparación con las principales ligas del mundo. Durante 2016, Boca y River cobraron del FPT $6.663.874 mensuales. Detrás de ellos se ubicaron Independiente, Racing, San Lorenzo y Vélez con $5.081.103. En un tercer escalón, los restantes 24 equipos percibieron $3.785.967. Esto quiere decir que el que menos cobró percibió al menos un 56% respecto de los que más cobraron.

El problema es que el horizonte deseado parece ser “La Liga de las Estrellas”, tal como se conoce al torneo español. De hecho, en mayo del año pasado, quien arribó al país para impulsar la Superliga fue Javier Tebas, presidente de la Liga de Fútbol Profesional, que organiza ese campeonato. Se trata, sin lugar a dudas, del certamen más desigual del planeta. El reparto del dinero de la TV es lisa y llanamente vergonzoso. En la temporada 2015/2016 Barcelona y Real Madrid fueron, obviamente, los que más cobraron: 140 millones de euros cada uno. El tercero, Atlético de Madrid, un 49% de ese monto: 69 millones. El último, Las Palmas, apenas 27,7 millones, un 19,78% de lo percibido por azulgranas y merengues. En Italia, Juventus fue el que más recibió: 103,1 millones. En el otro extremo estuvieron Carpi y Frosinone, con 22 millones, un 21,33% de lo cobrado por la Vecchia Signora. En Alemania, Bayern Munich se llevó 71,9 millones. El que menos cobró en la Bundesliga fue el SV Darmstadt 98: 22,7 millones, un 31,57% respecto al líder.

El ejemplo a seguir debiera ser la Premier League, donde la distribución de los ingresos generados por los derechos televisivos es mucho más justa. En la 2015/16 Arsenal recibió 131,2 millones y se ubicó en lo más alto de esa tabla. El último fue Aston Villa, con 86,6 millones, un 66% de lo cobrado por los Gunners. De los 20 equipos de la Premier, 17 cobran al menos un 70% de lo percibido por el conjunto londinense.

Para los clubes, el ingreso de la televisión es absolutamente relevante. En el caso de Unión y Colón, por ejemplo, sin tener en cuenta los ingresos extraordinarios (por ejemplo, ventas de futbolistas), de sus últimos ejercicios económicos se desprende que el dinero del FPT representó el 32,40 por ciento de los recursos ordinarios de los rojiblancos, y el 34,05 en el caso de los rojinegros, teniendo en cuenta los ingresos totales por TV, cuota societaria, venta de palcos, plateas y entradas. La discusión que hay que poner de relieve es esa: cómo repartirá la AFA, de ahora en más, el dinero. La invitación a Tebas y la cada vez más gravitante influencia de Daniel Angelici no parecen ser buenas señales. El viejo anhelo de Macri de convertir a los clubes en sociedades anónimas, tampoco. Si el nuevo esquema es igual de desigual que el español y los clubes no pueden pagar salarios ¿qué mejor momento que ese, una crisis, para impulsar en nombre de la eficiencia y la transparencia el desembarco de las SA en reemplazo de las asociaciones civiles sin fines de lucro?

* Publicada el 2 de marzo de 2017, en Redacción Rosario.
SHARE

Nicolás Lovaisa

Autor del libro "Tiempo recuperado", sobre las relaciones entre la dictadura y el fútbol en Santa Fe. Hago radio en La Red y Nacional Santa Fe. Escribo para Infojus Noticias.

  • Image
  • Image
  • Image
    Blogger Comment
    Facebook Comment